5 motivos por los que necesitas tener una página web

¿Te estás preguntando para qué necesitas una página web?

 

Seguramente, tú, que tienes un negocio pequeño y local te habrás preguntado en más de una ocasión “¿y yo para qué necesito tener una página web?”. Es una pregunta recurrente y común en tiendas y bares pequeños, de barrio y de clientela local que se limitan a abrirse una fanpage en Facebook, que es gratis y sí, no deja de ser útil pero ¿es suficiente? NO.

1.Tener una página web propia te da visibilidad y notoriedad. No das la misma imagen a tus potenciales clientes si tienes una bonita página web que si solo te pueden encontrar en redes sociales.  Si, además, la persona que te busca no tiene perfil en las mismas redes sociales que tú usas, la experiencia será bastante poco amigable al no poder interactuar contigo. En definitiva, tu página web es tu tarjeta de presentación.

2. Una página web propia te da el control absoluto sobre tu marca. La imagen y prestigio de marca de una empresa y/o negocio no es la misma si solo está en Facebook y/o Instagram que si en esas redes tiene un enlace que le lleva a su propia página web, donde ahí estará concentrada toda la información útil y necesaria para el potencial cliente: información, horarios, dirección, email de contacto, productos y/o servicios, ofertas, catálogo, blog, tienda online, etc.

3. Te posiciona mucho mejor en Google. Si tienes una web puedes trabajar el diseño y el SEO (posicionamiento orgánico en buscadores) lo que se traduce en aparecer en las primeras páginas de Google, el buscador número uno. ¿Suena bien, verdad?

4. Fidelizas a tus clientes. Al tener tu propia página web puedes conseguir el email de tus clientes, lo que implica un maravilloso abanico de posibilidades: puedes tenerlos informados de tus cambios de horario, informarles de novedades, de ofertas; mimarlos con beneficios exclusivos solo para ellos… en resumen, provocar que se acuerden siempre de ti, fidelizarlos y que te quieran más que a nadie, pues si un cliente se siente mimado y atendido por ti, no solo tendrás un cliente, tendrás un embajador de tu negocio.

5. Las redes sociales te pueden jugar una mala pasada. Facebook e Instagram están muy bien, son super útiles e imprescindibles, hoy en día, para casi cualquier negocio pero… ¿te imaginas que mañana por la mañana te levantas y descubres que, por ejemplo, Facebook te ha eliminado la cuenta? Esto pasa, y mucho. Te pongo un ejemplo cercano: a un cliente nuestro le pasó, reclamó, Facebook no le hizo ni caso y perdió todo, los posts escritos, los seguidores… y tuvo que volver a crear una página nueva ¡empezar de cero! Un horror.

Dicho todo esto y si no tienes página web, te animo a que lo valores y, sobre todo, te pongas en la piel de un posible potencial cliente tuyo y pienses en qué y cómo te gustaría encontrar esta empresa en la red y qué te gustaría que tuviera para convencerte y enamorarte de ella. Y si necesitas que te ayudemos con un diseño web profesional , ¡fácil! ya nos has encontrado 😉

 

Si te ha gustado,dale un like y comparte 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.